¡No sabía que estaba embarazada porque mi periodo siguió presentándose!

 Selecciona el idioma          

Atención telefónica 24 horas
5336 0520 en la Ciudad de México
01800 838 6787 lada sin costo
55 6452 7241 WhatsApp

¡No sabía que estaba embarazada porque mi periodo siguió presentándose!

Menstruar durante el embarazo: una realidad a tomarse en cuenta

Algunas mujeres se enteran de su embarazo cuando llevan tres, cuatro o más meses de gestación, ¿cómo puede ocurrir esto? Se supone que con el embarazo la menstruación se detiene, siendo este el principal síntoma de alerta para realizarse una prueba o acudir a la cita ginecológica para corroborar si estamos embarazas o se trata de otro malestar que debemos tratar.

Sin embargo, la presencia de la menstruación no siempre indica que todo está bien con nuestro periodo, que estamos libres de un embarazo no planeado. Existen casos en los que, aún con un embarazo producido, se sigue presentando la regla. A este sangrado que aparece durante el embarazo se le llama “falsa menstruación” o “metrorragia”, y es frecuente durante las primeras semanas de embarazo.

Si sospechas que podrías estar embarazada por haber tenido relaciones sexuales sin protección, es importante que no te confíes solamente por la presencia de sangrado, pues este puede aparecer por varias razones. La principales son:

  • Embarazo cercano a la regla: en algunos casos, a veces bajo situaciones de mucho estrés o en mujeres con periodos irregulares, puede suceder que el embarazo se produzca en los días cercanos al siguiente periodo; es decir, durante lo que se supone sería la etapa infértil del periodo. Cuando ocurre esto, la menstruación puede presentarse como algo normal, pese a que un óvulo anterior haya sido fecundado y se encuentre implantado, haciéndonos sentir confiadas de no estar embarazadas.
  • Sangrado de implantación y otras pérdidas:se conoce como “sangrado de implantación” a la sangre que se desprende cuando el óvulo fecundado se implanta en las paredes del útero. Este sangrado regularmente es muy ligero, pero podría confundirse con la regla, por lo que es importante estar atentas al tipo y cantidad de flujo que desprendemos.
  • Irrigación del útero: es probable que durante el primer trimestre del embarazo se produzca un sangrado provocado por la irrigación del útero, o al conformarse la placenta previa. Estos sangrados también suelen ser ligeros, aunque podrían confundirse con la menstruación.
  • Embarazo ectópico: suceden cuando el embrión se implanta en algún lugar fuera del útero, por ejemplo, en las trompas de Falopio, lo que causa un sangrado similar a la menstruación.

Si no estás planeando embarazarte, debes estar muy atenta a tu ciclo menstrual y a la apariencia del sangrado que se presenta, pues este por sí mismo no te libra de un embarazo no planeado. Debes tomar en cuenta la abundancia de flujo que presentas día a día durante tu periodo, así como el color y olor del mismo. Cualquier irregularidad en el sangrado menstrual puede ser indicativo de que algo no anda bien, no sólo respecto a una infección, sino, como te hemos explicado, a estar embarazada sin saberlo.

Acude a Fundación Naiset si sospechas de que algo no anda bien. No esperes a que el embarazo avance y sea muy tarde para realizarte una interrupción. El control sobre tu cuerpo y tu sexualidad está en tus manos, tú y sólo tú debes decidir, por eso es importante que conozcas cada parte de tu cuerpo.

Fuentes:

www.ordesa.es

www.institutocefer.com/blog/falsa-regla-embarazo-primer-trimestre/

 

Licencia COFEPRIS número 18-AM-09-015-001 | Especialista: DR. Aldo Hernández González, Número de Cédula de Especialidad: 10128163


¡Interrumpir un embarazo mediante aspiración! ¿Qué es eso?

 Selecciona el idioma          

Atención telefónica 24 horas
5336 0520 en la Ciudad de México
01800 838 6787 lada sin costo
55 6452 7241 WhatsApp

¿Es cierto que el procedimiento de interrupción del embarazo por aspiración implica despedazar a un feto? ¿Es cierto que sufre e incluso llora?...

Durante mucho tiempo, por muchos canales de información nos han dicho que la interrupción del embarazo mediante un procedimiento de aspiración implica casi un crimen atroz. Nos han dicho que se trata de desmembrar a un feto, que este sufre e incluso llora… ¿Qué tanto es cierto?

Lo primero que debes saber es que el procedimiento por aspiración es el procedimiento más utilizado, más eficaz, rápido y fácil.

¿En qué consiste el procedimiento por aspiración?

  1. El primer paso es la consulta para verificar tus semanas de embarazo. Durante este paso, puedes realizar las preguntas que consideres pertinentes para resolver todas tus dudas e inquietudes.
  2. Pasarás a la sala de espera, en donde serás acompañada por una enfermera hasta que estés lista para la intervención. A ella también podrás realizarle las preguntas que consideres necesarias. Es importante que alivies tus dudas y procures mantenerte en calma. 
  3. Antes de la intervención, te serán proporcionados medicamentos que ayudaran a que el útero se abra, lo que podría ocasionarte algunos cólicos, pero no te preocupes, es completamente normal sentirlos.
  4. Algunas mujeres son más susceptibles al dolor que otras, por lo que algunas clínicas ofrecen diferentes métodos de anestesia, que van desde los analgésicos orales hasta la sedación completa. La decisión está en ti. Tú elegirás si quieres sólo tomar pastillas para el dolor, o que se te administre anestesia local o general. Algunas usuarias refieren que el dolor experimentado es similar al de un cólico.
  5. En la sala de intervenciones serás atendida por el personal especializado, siempre con una persona que te brindará acompañamiento durante el procedimiento. Esta persona estará ahí para ti, hablando contigo y tratando de tranquilizarte si los nervios te ganan. Es completamente comprensible que te sientas nerviosa, por ello, la acompañante tratará de mantenerte en calma. En todo momento debes tener en cuenta que lo más importante en la sala es que tú te sientas tranquila y en confianza, y que tú eres la persona más importante ahí.
  6. El procedimiento comenzará con la revisión de tu útero para corroborar la dilatación. Para ello, se requiere el uso de un espéculo. Esto es similar a lo que sucede cuando nos realizamos el papanicolao.
  7. Si la dilatación es la adecuada, la persona a cargo procederá a aspirar el tejido del embarazo al interior de tu útero. Para ello, es necesario que se introduzca un tubo muy delgado. No te preocupes, la sensación es mínima y la aspiración es muy rápida y segura.

El procedimiento completo dura alrededor de 15 minutos. Es muy rápido y entre más relajada y tranquila te encuentres, más fácilmente se llevará a cabo.

Después del procedimiento, serás conducida a una sala de recuperación, siempre contando con una persona que te acompañara. En caso de que te hayan sedado local o completamente, se te trasladará a la sala de recuperación mediante una silla de ruedas. La intención es que el esfuerzo que tú realices sea el mínimo.

En la sala de recuperación esperarás tranquilamente, con un té caliente y con la supervisión constante del personal quienes estarán al pendiente de tu bienestar. 

El procedimiento por aspiración es muy fácil, rápido y eficaz.

¡Saldrás de la clínica caminando y lista para seguir con tu vida normal!

Licencia COFEPRIS número 18-AM-09-015-001 | Especialista: DR. Aldo Hernández González, Número de Cédula de Especialidad: 10128163