El flujo vaginal ¿Es normal?

 Selecciona el idioma          

Atención telefónica 24 horas
5336 0520 en la Ciudad de México
01800 838 6787 lada sin costo
55 6452 7241 WhatsApp

El flujo vaginal ¿Es normal?

Nuestra vagina secreta una sustancia pegajosa que a veces puede cambiar de color, tener cierto olor o estar acompañado de otros síntomas, como ardor, comezón o dolor. ¿A qué se debe esto? ¿Qué es lo que secreta nuestra vagina?

El flujo vaginal… ¿qué es?

El flujo vaginal es una secreción producida en el cuello del útero y las paredes vaginales. Es completamente normal secretar esta sustancia, ya que cumple con la función de limpiar y humedecer la vagina, a la vez que sirve como antibiótico natural para prevenir algunas infecciones.

Además, contribuye a lubricar la vagina al momento de tener relaciones sexuales.

Este flujo tiene algunas características que debemos conocer para estar alertas de nuestra salud íntima. Estas características son el color, la consistencia y el olor .

Alguna alteración en estos elementos puede indicar que algo no anda bien y es necesario acudir con un ginecólogo.

La cantidad de flujo depende de cada mujer. Los diferentes momentos de nuestro ciclo menstrual influyen en el aspecto y cantidad del flujo vaginal debido a los niveles de estrógeno en nuestro cuerpo.

También pueden afectar otros aspectos como el estrés, la alimentación, algún tipo de medicamentos que hemos tomado (como antibióticos), anticonceptivos a base de estrógenos, si estamos embarazadas o nos encontramos en nuestro periodo fértil, entre otras cosas.

Tipo de Flujo

Qué significa
Flujo Normal Indica que estamos sanas, debe ser acuoso, ligeramente pegajoso, similar a la clara de huevo sin cocer y con un olor casi imperceptible.
Flujo blanco Es normal que en algunos momentos, la vagina secrete flujo blanco sin olor como parte de la limpieza automática que realiza. Sin embargo, si este flujo se presenta blanco y espeso, similar al requesón o leche cortada, con un olor fuerte, es posible que haya alguna alteración en nuestra flora vaginal, como la vaginosis bacteriana, incluso puede indicar que tenemos alguna infección vaginal, como candidiasis.
Flujo amarillo o verdoso El tono amarillo en el flujo vaginal puede deberse a diferentes causas. Si eres de las mujeres que secretan normalmente un flujo grueso, el tono amarillo claro podría indicar que estás en la etapa de ovulación de tu ciclo menstrual.

ALERTA: si el tono del flujo se torna más amarillo o verdoso, se acompaña de un olor fétido, tipo el olor del pescado, además sientes dolor u ardor al orinar y/o tener relaciones sexuales, podría ser que tengas alguna infección que debas tratar cuánto antes. ¡Acude a la consulta ginecológica, no lo dudes!

Si estás embarazada y presentas flujo amarillo es importante que acudas con tu médico o médica de confianza, pues podrías presentar alguna infección como la tricomoniasis, que puede provocar parto prematuro o bajo peso en el bebé al nacer.

Flujo marrón (café) o con sangre Los rastros de sangre, o tonos rosáceos, podrían deberse a residuos que aún se mantiene de tu última menstruación. Esto aplica únicamente si tu periodo ha tenido lugar en días anteriores, pero no si han pasado dos semanas o más después del último periodo.

Si han pasado varios días, incluso semanas después de tu periodo y se presentan rastros de sangre o el flujo se torna color marrón y dura más de tres días, puede deberse a la presencia de alguna infección vaginal, irritación del cuello uterino, alguna enfermedad inflamatoria, quistes ováricos e incluso cáncer cervical. Antes de que te sugestiones, lo mejor es acudir a la consulta ginecológica para contar con un diagnóstico y tratamiento precisos.

¿Cómo puedo cuidarme?

Es importante que tomes algunas precauciones para evitar alteraciones en el PH de la vagina. Fundación Naiset te da algunos consejos:

  • Evita ropa interior de materiales sintéticos, prefiere la ropa interior de algodón.
  • Seca bien tus partes íntimas e ingles después de bañarte, antes de vestirte.
  • Evita usar pantalones muy ajustados. Si te gustan este tipo de pantalones o leggins, procura que sean de telas suaves y vaporosas que permitan que la piel respire. O, procura no usar este tipo de ropa de manera cotidiana, dejando algunos días para el uso de otro tipo de prendas.
  • Evita las duchas vaginales y no uses jabones que prometen eliminar el olor natural de tu vagina.
  • Procura usar condón masculino o femenino en todas tus relaciones sexuales. Si has decidido usar algún otro tipo de método anticonceptivo, acude a la consulta ginecológica de manera regular para monitorear la respuesta de tu cuerpo a los anticonceptivos.
  • Si tienes algunos síntomas y no estás segura si tienes alguna infección, evita tener relaciones sexuales, pues podrías trasmitirla a tu pareja o irritar tus paredes vaginales, lo que aumenta el riesgo de infección. Si no puedes evitarlo, usa un condón masculino o femenino.

Si tienes dudas o necesitas más información, entra a nuestra página.Recuerda que si presentas un retraso en tu periodo menstrual o has confirmado un embarazo no planeado, puedes acudir directamente a nuestra clínica, en dónde te atenderemos y brindaremos la mejor asesoría.

  • ¡Yo decido sobre mi cuerpo y mi vida sexual!

https://www.naiset.mx/

Licencia COFEPRIS número 18-AM-09-015-001 | Especialista: DR. Aldo Hernández González, Número de Cédula de Especialidad: 10128163