Foro para jóvenes

 Selecciona el idioma          

Atención telefónica 24 horas
5336 0520 en la Ciudad de México
01800 838 6787 lada sin costo
55 6452 7241 WhatsApp

Objetivo

Difundir información veraz a las y los jóvenes sobre sexualidad y temas afines desde un enfoque de género y de juventudes.

¿Qué onda con mis derechos sexuales?

¿Sabías que existe una cartilla de derechos sexuales de adolescentes y jóvenes?. Esa cartilla está fundamentada en el marco jurídico mexicano y es avalada por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

¡Conoce tus derechos!

  1. Tenemos derecho a decidir de forma libre, autónoma e informada sobre nuestro cuerpo y nuestra sexualidad
  2. Tenemos derecho a ejercer y disfrutar plenamente nuestra sexualidad
  3. Tenemos derecho a manifestar públicamente nuestros afectos
  4. Tenemos derecho a decidir libremente con quién o quiénes relacionarnos afectiva, erótica y socialmente;
  5. Tenemos derecho a que se respete nuestra privacidad e intimidad y a que se resguarde confidencialmente nuestra información personal
  6. Tenemos derecho a la vida, a la integridad física, psicológica y sexual, a vivir libres de violencia
  7. Tenemos derecho a decidir de manera libre e informada sobre nuestra vida reproductiva
  8. Tenemos derecho a la igualdad, a vivir libres de prejuicios y estereotipos de género que limiten nuestras capacidades, prácticas y ejercicio pleno de los derechos.
  9. Tenemos derecho a vivir libres de discriminación
  10. Tenemos derecho a la información actualizada, veraz, completa, científica y laica sobre sexualidad
  11. Tenemos derecho a la educación integral en sexualidad que fomente la toma de decisiones libre e informada
  12. Tenemos derecho a los servicios de salud sexual y reproductiva que sean amigables para adolescentes y jóvenes, confidenciales, de calidad, gratuitos, oportunos y con pertinencia cultural.
  13. Tenemos derecho a la identidad sexual, a construir, decidir y expresar nuestra identidad de género, orientación sexual e identidad política.
  14. Tenemos derecho a la participación en las políticas públicas sobre sexualidad y reproducción, en su diseño, implementación, evaluación y seguimiento.
¿Qué de lo que creo es cierto?: mitos y realidades

Mitos y realidades  + recomendaciones médicas

1

Mito: Si me realizo una interrupción ya no podré tener hijos

Realidad: ¡Falso!

La infertilidad puede ser resultado de una interrupción del embarazo mal realizada, insegura y en clandestinidad. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que una interrupción del embarazo es insegura cuando se lleva a cabo utilizando “sustancias cáusticas por vía oral o vaginal o la introducción de palos en el útero, para interrumpir de forma clandestina un embarazo avanzado”. Así mismo, la OMS explica que dentro del margen de riesgos existentes por abortos inseguros “se dan casos de autoadministración de medicamento o la intervención de dispensadores de atención de salud experimentados que utilizan procedimientos anticuados, como el legrado.” La práctica del legrado es la causa más común del síndrome de Asherman, al provocar la cicatrización de las heridas de las paredes del útero después de ser raspadas. La consecuencia es que el tejido que se forma tiende a pegarse entre sí y/o a producir deformidades que finalmente no permiten futuros embarazos (Reproducción Asistida, 2018).

Actualmente, las clínicas que practican la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) en la Ciudad de México, prohíben la realización de prácticas antiguas, la práctica quirúrgica utilizada es la Aspiración Manual Endouterina (AMEU), la cual no daña las paredes del útero y es imposible aspirar de más. Por lo tanto, no existe la posibilidad de que se generen los tejidos que provoca el legrado y, por tanto, la fertilidad de la mujer se mantiene intacta. Además, actualmente el procedimiento quirúrgico no es la única opción, sino que existe el procedimiento por medicamentos, solamente debes asegurarte que eres candidata mediante una valoración médica.

No obstante, debido a que la fertilidad de las mujeres no se ve afectada, es importante hacer uso del mejor método anticonceptivo que se acomode con tu cuerpo, ya que después del procedimiento puedes embarazarte inmediatamente.

2

Mito: La sedación es peligrosa

Realidad: Al contrario de lo que pensamos, la sedación es muy segura, medible y controlable: posición, sangrado, signos vitales. El entorno en el que se realiza es muy seguro y de la mano de un especialista. Sin embargo siempre necesitarás de una valoración médica, cada organismo es diferente y responde de distinta manera. Estarás dormida de 8 a 10 minutos, y en el quirófano estarás 15 minutos aproximadamente.

3

Mito: La interrupción de un embarazo es ilegal y se practica clandestinamente

Realidad: La interrupción del embarazo de manera voluntaria se legalizó en la Ciudad de México el 27 de abril del 2007, esto significa que es legal únicamente dentro de la capital del país hasta la semana 12.5 de embarazo. Recordemos que el marco jurídico varía a nivel federal y local, estando permitidas las interrupciones de manera legal bajo ciertas causales, como son: si la vida de la mujer está en peligro o si el embarazo es producto de una violación. Pero no te preocupes si eres de un estado del interior del país, ya que puedes viajar a la Ciudad de México y realizarte el procedimiento sin complicaciones legales.

4

Mito: Las clínicas para interrumpir un embarazo son oscuras, poco higiénicas, clandestinas y el personal no está capacitado.

Realidad: En la Ciudad de México, lugar en donde se practica la interrupción legal del embarazo (ILE), existen clínicas especializadas que cuentan con instalaciones de calidad y el mejor cuerpo médico. Fundación Naiset, por ejemplo, cuenta con instalaciones muy luminosas, espacios abiertos, rooftop, médicos especialistas en el tema. Aquí estamos capacitados 100% para realizar el procedimiento sin ningún riesgo y para hacer más fácil está experiencia para ti.

Además damos servicios “Plus”, puedes consultarlos en el botón inferior derecho de la página o ver algunas fotos de nuestras instalaciones en “Tu paz interior”. Hemos procurado romper con la idea de las clínicas oscuras y clandestinas y dar un servicio de primera calidad, con todos los cuidados necesarios.

Si estás interesada en el procedimiento, por favor asegúrate de que la clínica que elijas tenga Licencia COFEPRIS, además siempre es bueno que visites varias opciones y te quedes con la que más te convenga. Debes tomar en cuenta que contar con la licencia no siempre asegura que la infraestructura sea la adecuada, ni que cuenten con especialistas, por eso te sugerimos siempre que descartes opciones y te quedes con la mejor.

5

Mito: A las 12 semanas es un bebé formado (ojos, nariz, boca, etc.), siente, ve y escucha.

Realidad: A las 12 semanas o menos, el embarazo no ha desarrollado el sistema nervioso, no se ha efectuado la sinapsis del cerebro, por lo tanto no siente, tampoco escucha, ni ve. Inclusive el tamaño es el de un coágulo muy similar a los coágulos menstruales. Algunas asociaciones, como Provida, se han dado a la tarea de difundir información errónea y sin fundamentos científicos, con el fin de escandalizar sobre el tema. La mayoría de los comentarios negativos en redes sociales son publicados por gente que está en contra de la interrupción del embarazo, es por eso que es muy importante informarnos de fuentes confiables, científicas y verídicas.

6

Mito: ¿Cuento las semanas de embarazo a partir del día en que tuve relaciones sexuales?

Realidad: Para contar las semanas de embarazo se necesita contar desde el primer día de la última menstruación. La Organización Mundial de la Salud en Aborto sin riesgos: guía técnica y de políticas para sistemas de salud (2012), explica lo siguiente con respecto a la duración o edad gestacional del embarazo (gestación): “la cantidad de días o semanas, se cuenta desde la fecha del primer día de la última menstruación (FUM) en las mujeres con ciclos regulares”: Mencionan que en el caso de las mujeres con ciclos irregulares, es necesario determinar la edad gestacional por medio de un examen físico o una ecografía.

7

Mito Si mi regla sigue siendo regular, no estoy embarazada.

Realidad: Contrario a lo que pensamos, si bien es un alivio que llegue la regla después de tener relaciones sexuales sin protección, no siempre significa que no estás embarazada. Debes fijarte en la cantidad de sangrado y en la duración; puedes estar embarazada si el sangrado es en menor cantidad y dura menos días.

8

Mito: Puedo morir en el procedimiento

Realidad: ¡Falso! Si bien todos los procedimientos quirúrgicos tienen riesgos, la tasa de mortalidad se ha visto reducida por la higiene, condiciones óptimas y nuevas técnicas de interrupción seguros con las que se realiza el procedimiento.

9

Mito: Estoy en la premenopausia y no puedo embarazarme

Realidad: ¡Falso! Mientras sigas ovulando y reglando, puedes embarazarte.

10

Mito: Con mi primera relación sexual no me embarazo

Realidad: ¡Falso! Una vez que comiences a menstruar, puedes embarazarte.

11.

Mito: La pastilla del día después es 100% efectiva

Realidad: La pastilla del día después (PAE) NO es un método anticonceptivo regular; es un método de emergencia que no es 100% efectivo. La tasa de efectividad de estas pastillas disminuye con respecto a las horas después de tomarse y al momento en el que se encuentre tu ciclo menstrual. Son casi 100% efectivas si las tomas dentro de las primeras 24 horas después de la relación sexual sin protección. Si ya estás embarazada, la pastilla no tendrá ningún efecto.

Autocuidado: ¿cómo cuido mi corazón y mis emociones?

 

A lo largo del tiempo el entorno cultural ha moldeado la forma en que como mujeres nos relacionamos en pareja, siendo del mismo sexo o del sexo opuesto, en donde exista una relación íntima. Ésta interacción está marcada por roles y construcciones sociales que colocan nuestra salud física, mental, emocional y sexual en una condición de vulnerabilidad. Es por ello que nosotras, como mujeres, tenemos que trabajar en el autocuidado, para mejorar la forma en que nos queremos relacionar y escoger asertivamente el tipo de pareja que verdaderamente se moldee a lo que buscamos y a lo que somos.

Coral Herrera (2018),  en su curso Autoestima y Amor en la Escuela del Amor: otras formas de quererse que tomó lugar virtualmente en septiembre de 2018, menciona en repetidas ocasiones que la presencia del patriarcado en la construcción del amor romántico influye en nosotras al tomar decisiones y al escoger a nuestras parejas, en nuestro actuar y en la forma de relacionarnos con los hombres y mujeres. Tendemos ver en series o películas relaciones excesivamente dramáticas, viviendo en un futuro inexistente, con una serie de reproches infinitos que opacan el presente. Esas películas del príncipe y la princesa suelen siempre salvar a la mujer de la condición en la que viven; Coral sabiamente hace hincapié en que reforzamos la idea de que lo que hacemos o logramos es gracias a nuestro compañero, pensando que el hombre es quien sabe más, quien nos guiará, nos ayudará, y finalmente quien nos salvará, ¿de qué? no lo sabemos, pero sabemos que ese es su papel. El resultado de esas relaciones patriarcales son sentimientos de culpa, de miedos, de poca libertad, de victimización, e inclusive de humillación, al aceptar tratos que lejos de sentirnos amadas, queridas y valoradas, nos hacen sentir culpables, y malas mujeres, sentimientos que derivan en acciones dependientes, de pronto nos encontramos cediendo a lo que él piensa, aceptando malos tratos, mismas acciones que nos colocan en un segundo plano. Sucede que el precio de entablar ese tipo de relaciones es bastante alto:

El precio de ser una princesa de palacio es que luego no es fácil salir por los balcones para huir, no es gratis estar allí: te quedas sola, atrapada por rejas invisibles, sin autonomía económica, sin independencia. (Herrera, C. 2018)

Asimismo, en el curso Coral (2018) lanzó la pregunta ¿Cómo te cuidas?, desde su experiencia personal, Herrera (2018) explicaba que las técnicas que ella usa diariamente son: hablarse con cariño, escucharse atenta, ser comprensiva y paciente consigo misma, escoger si vale la pena seguir en luchas de poder que se presentan en su vida o si hay otras formas de acabar con ellas, se anima a salir hacia adelante en momentos bajos en su vida, trata de ser amorosa, se protege de gente que no sabe quererla bien y se aleja para que no le hagan daño; también mencionó ser consciente de querer estar bien y disfrutar, y entonces trabaja diariamente para estarlo.

Todos los puntos que Coral (2018) comparte son estrategias que ella ha decidido utilizar para fortalecer su autoestima y entonces tener una mejor relación en pareja, desde el cuidado. ¿Alguna vez verbalizaste que querías sentirte cuidada?, por mucho tiempo pensé que eso de pedir que me cuidaran estaba de más y que eso dependía de mí, sin embargo, a partir del proceso hecho con Coral, entendí que 1) no está mal querer sentirse cuidada, 2) no está mal querer sentirse querida, no está mal querer que nos quieran bien y bonito.  Es por ello que es tan importante trabajar de adentro hacia afuera para evitar autoboicotearnos, para poder caminar seguras y para poder escoger con bases más sólidas a nuestra pareja. Nosotras necesitamos hablarnos con suavidad, no culparnos, entendernos, exigirnos menos, ser tiernas con nosotras mismas, ser autocríticas, Coral (2018) lo dice como bases para construir una relación amorosa con nosotras mismas, es entonces que pienso que si nosotras no empezamos a tratarnos así, con amor y respeto está imposible construir sobre esas bases porque ya nos acostumbramos a sentir miedo, a sentirnos culpables, insuficientes, etcétera.

Dentro del autoboicot que mencioné, Coral Herrera (2018) lo relaciona con el amor romántico y la forma en que escogemos a nuestras parejas, explica que repetimos estructuras que no nos permiten ser felices, permitimos que nos hagan daño, permitimos quedarnos en relaciones en donde simplemente no somos correspondidas, ella lo dice muy claro:

“nos quedamos cuando ya no nos quieren, nos negamos a ver la realidad, nos auto-engañamos de mil maneras para no aceptar las cosas como son, dejamos que el otro nos engañe cuando sabemos de sobra que nos está mintiendo…”

Inclusive muchas veces optamos por escoger muchas parejas sexuales pero ni con ello logramos sentirnos plenas, simplemente intentamos llenar de esa forma un vacío que no está “completo” porque no estamos bien con nosotras mismas. Buscamos siempre la forma de pedir perdón por ser como somos, de justificar nuestras acciones y de sentirnos culpables, o inclusive lo hacemos para sentirnos -menos culpables-. Coral (2018) en repetidas ocasiones hace hincapié en este movimiento comunal, en donde nosotras como mujeres nos empoderamos en conjunto, es una red de amor, de fuerza, en donde somos capaces de reconocer a las otras mujeres. Hacerlo solas es difícil, en conjunto puede ser más llevadero.

Es entonces que existen muchas herramientas para fortalecernos y para cuidarnos, necesitamos trabajar en nuestra autoestima, querernos y demostrarnos día con día, hacer ejercicio, cumplir nuestras metas, sentirnos orgullosas de lo que hacemos y del trabajo que desempeñamos diariamente por estar en paz con nosotras mismas, aunado a este fortalecimiento personal, también está bien saber lo que queremos y pedirlo así, una relación en paz en donde seamos amadas, deseadas y cuidadas, no tiene nada de malo querer una relación para sentirnos bien, al contrario, si nos encontramos en una relación en la que no nos quieren más, no nos quieren bonito, no nos sentimos cuidadas, sino que al contrario, esa relación alimenta miedos e inseguridades, y es hora de moverse. No es fácil, es un trabajo diario que requiere de mucha voluntad, y trabajo interno, por eso es bueno hacernos de redes de mujeres para apoyarnos mutuamente. Asimismo, cursos como éste o el laboratorio del amor creado por la misma Coral pueden resultar buenos para nosotras. Si estás interesada más abajo podrás ver el link de facebook y su correo electrónico para contactarla, todos los cursos son virtuales.

Las relaciones de pareja no se escogen a la ligera, y para estar en un lugar en donde nos sentimos amadas, primero nos tenemos que amar a nosotras mismas: hagamos ejercicio, escribamos, salgamos a correr, nos relacionemos con gente linda que aporte amor a nuestras vidas, necesitamos enriquecernos, empoderarnos y saber decir que no, además de no adjudicarnos culpas o miedos que no nos corresponden, es importante tomar nuestras propias decisiones y no justificar cada paso que damos, al final somos responsables de nosotras mismas. Sin embargo, el ser autocríticas nos ayudará a mejorar, a trabajar en lo que necesitamos fortalecer para andar con pasos firmes.

Por último, te invito a hacer un trabajo introspectivo. Piensa qué haces tú para cuidarte y para trabajar en tu autoestima. Si aún no trabajas en ello, entonces piensa qué herramientas necesitas para fortalecerte como mujer, para sentirte bien, segura, para amarte y así poder amar a tu manera, para decidir qué aceptar y que no, qué te hace bien y qué te lastima. Recuerda que es un trabajo de todos los días.

Nota: No tenemos ninguna afiliación con Coral Herrera, creemos que recomendar cursos y lecturas que nos enriquezcan y fortalezcan puede tener grandes frutos en la vida de las lectoras.

Violencia en el noviazgo

Violencia en el noviazgo

Este apartado pretende abordar los factores que propician la violencia en el noviazgo desde una perspectiva de género fundamentada en una investigación previa de la literatura desde una mirada sociológica. Veremos que es un problema que se ha normalizado por los roles de género, en donde se pretende continuar con la dominación masculina sobre las mujeres por medio de la práctica de distintas formas de violencia: sexual, económica, física y emocional. Asimismo, se observa que las mujeres padecen mayormente la violencia dentro de la relación de pareja así como sus consecuencias a corto y largo plazo; mermando considerablemente su autoestima, y colocándose en situaciones de riesgo y vulnerabilidad en distintas esferas de la vida diaria.

¿Qué es la violencia en el noviazgo?

Roberto Castro e Irene Casique (2010) en Violencia en el noviazgo entre jóvenes mexicanos definen la violencia como toda expresión de violencia física, sexual, económica o emocional en una relación íntima, ésta no está supeditada a una relación con un tipo de compromiso, abarca una relación entre dos personas que han decidido reunirse, verse y compartir tiempo juntos decidiendo continuar hasta formalizar o hasta que quieran separarse.

Cuando se ejerce la violencia en el noviazgo existe una necesidad de control mutuo por hombres y mujeres; mencionan que usualmente se debe por la poca inteligencia emocional, experiencia y falta de madurez, sin embargo, más adelante ahondaremos en las causas que propician la presencia de la violencia en una relación de pareja.

Las relaciones suelen estar influenciadas por el medio social en el que se encuentren, usualmente existe mucha presión social para tomar decisiones como continuar una relación aunque no exista la armonía deseada por el “miedo” a quedarse solas, la necesidad del compromiso y eventualmente el matrimonio, etcétera. (Castro y Casique, 2010)

Género

Ahora bien, la violencia hacia las mujeres se encasilla a la violencia de género, debido a que las mujeres ocupan un lugar subordinado en la sociedad, y por ende en las relaciones de pareja.

La violencia de género no hace referencia únicamente a las relaciones íntimas de pareja, sino que tiene que ver con todas las manifestaciones de violencia y formas de agresión perpetradas por la desigualdad de poder entre hombres y mujeres en la sociedad (Castro y Casique, 2010). La violencia de género se basa en la desigualdad entre los géneros.

La violencia no afecta únicamente a las mujeres, sin embargo sí es un problema derivado de la desigualdad de género. Existe evidencia científica que comprueba que la violencia más frecuente la que se ejerce contra la mujer que contra el hombre, además de que los efectos son más fuertes para las mujeres que para los hombres en términos de lesiones y daños a la salud mental y física (Castro y Casique, 2010).

Violencia de género

La Organización Mundial de la salud define a la violencia de género como cualquier daño a otra persona perpetrado contra su voluntad, que tiene un impacto negativo sobre su salud física o psicológica, sobre su desarrollo y sobre su identidad y que es el resultado de las desigualdades de poder que explotan las distinciones entre hombres y mujeres.

Las Naciones Unidas definen la violencia contra la mujer como todo acto de violencia de género que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada.

Tipos de violencia

Una vez teniendo claro la violencia de género, es importante hacer hincapié que la violencia no es sinónimo de violencia física. Muchas veces las agresiones son normalizadas o maquilladas bajo la idea de juegos y bromas e inclusive se justifica como “amor”. Cuando se violenta de manera física, los pellizcos, empujones y golpes suelen ser justificados (Castro 2010, de Molidor y Tolman, 1998; Jouriles et al., 2009); además los daños a causa de la violencia emocional pueden ser más devastadores que la violencia física (Castro 2010, de Jouriles et al. 2009).

La violencia en el noviazgo se compara al tipo de violencia que se ejerce en una relación conyugal. Una de cada cinco mujeres en preparatoria ha sido asaltada física o sexualmente en una relación de noviazgo, incurriendo usualmente en el consumo de alcohol o drogas, sexo inseguro e intentos de suicidio. Además de daños como disminución de la autoestima, problemas cognitivos, dificultades para realizar actividades cotidianas, depresión, ansiedad, enojo y embarazos no deseados (Castro, 2010; de Makepeace, 1986; Shorey et al., 2008; Jouriles et al.,2009).

Los tipos de violencia son los siguientes:

  1. Violencia física: Se presenta en el 20% y 37% de las relaciones de pareja; se trata de daños físicos como empujones jalones de pelo, aventar objetos, golpes con la mano, intento de ahorcamiento, violencia con armas punzocortantes, golpizas, quemaduras, patadas; éstas últimas forman parte de los ataques severos, mientras que los primeros son considerados como “ataques menores” (Castro y Casique, 2010).
  2. Violencia psicológica: La violencia psicológica o emocional tiene daños severos tanto a corto como a largo plazo. Éste tipo de violencia se manifiesta cuando la pareja incurre al chantaje, amenazas de daño o amenazas de romper, aislamiento social, celos, posesividad extrema, atribución de culpas, ignorar, ridiculizar las necesidades de la pareja, mentiras, rompimiento de promesas, prohibiciones (forma de vestir, amigos, etc.)(Arias et al., 2012) degradar o criticar a la pareja, hacer sentir al otro inferior, decir y hacer cosas que molestan o hieran a la pareja;  la cantidad de parejas que incurren en este tipo de abuso es mayor que aquellas que presentan violencia física. (Castro y Casique, 2010)
  3. Violencia sexual: Ocurre cuando la pareja es obligada a mantener relaciones sexuales no deseadas mediante la coacción, intimidación o indefensión.(Arias et al., 2012)
  4. Violencia económica: ocurre cuando se hace a la pareja dependiente como forma de control. (Arias et al., 2012)

Los motivos/causas

Los autores explican por medio de 3 teorías el fenómeno de la violencia en el noviazgo. La primera se trata de la teoría del aprendizaje social representada por la replicación de patrones y aprendizaje por observación de conductas. Si la mujer u hombre en cuestión han sufrido violencia intrafamiliar, o si los padres han ejercido violencia en su matrimonio, usualmente los hijos normalizan esas conductas y repiten patrones (Castro y Casique, 2010 de Riggs y O’Leary, 1996).

La segunda se basa en la teoría feminista. Dicha teoría parte de la premisa de que la violencia perpetrada en una relación de noviazgo refuerza la expresión radical de la dominación masculina sobre las mujeres restableciendo el orden patriarcal (Castro y Casique, 2010; de Castro, 2004). Como se mencionó anteriormente, si bien tanto hombres como mujeres pueden sufrir violencia en este contexto, es en este marco en el que las mujeres sufren mayores representaciones de violencia que los hombres.

Los autores hacen referencia a una actitud normalizada y adoptada tanto por nuestra sociedad, como por nosotros mismos. Muchas veces las mujeres se han preguntado la razón de que los hombres reclamen la forma en que las mujeres reaccionan ante sus acciones, Castro y Casique (2010) citan a Currie (1998), quien complementa lateralmente que los hombres recuerdan más los actos de violencia por parte de las mujeres que los propios, ésto se debe a que la reacción de las mujeres es contradictoria al rol pasivo que caracteriza al género femenino, mientras que las mujeres - aún peor- normalizan los actos violentos de los hombres porque se acata rigurosamente al estereotipo de la masculinidad agresiva (ibidem).

Se ha reportado que las mujeres pueden iniciar cualquier tipo de violencia mencionada con anterioridad cuando se sienten frustradas, impotentes o como respuesta a alguna humillación por parte de la pareja, mientras que la violencia ejercida por los hombres se disfraza en juegos y bromas, con el fin de someter, controlar y manipular a su pareja. (Castro y Casique, 2010; de Lewis y Fremouw, 2001).

Una mirada filosófica

Michel Foucault habla del disciplinamiento y los cuerpos dóciles, explica que vigilar y castigar ha sido un método para ejercer control y poder, ajustando a personas a normas y adjudicando valores de aquellos que dominan. Lo analiza como forma de explotación.  Es entonces que su premisa permite lanzar la pregunta de ¿qué tanto estamos siendo explotados si nos encontramos en una relación en donde se ejerce violencia en el noviazgo?. La explotación es una forma de control para realizar lo que el otro quiere, ¿hasta qué punto podemos permitir que seamos dominadas y maltratadas?.

Conclusiones

Finalmente, se puede observar entonces que la violencia en el noviazgo está presente en la vida de la mayoría de las mujeres y que es más común de lo que se piensa. Además de que la violencia en el noviazgo es también violencia de género debido a la desigualdad entre hombres y mujeres. La presencia de violencia en una relación se debe a la necesidad de controlar a la pareja y de mantener los estereotipos de la masculinidad y de la feminidad, vistos como mujeres sumisas y hombres viriles y dominantes. Se concluye también que la violencia no es únicamente representada por la violencia física, sino que la violencia emocional, por ejemplo, tiene daños aún mayores que la violencia física. Además de que la forma de ejercer control sobre las mujeres puede existir en distintas representaciones, como la económica, que juega un papel importante en la forma en que los hombres se ven y quieren ser vistos en la relación, volviendo a la mujer dependiente, insegura y aislada de su círculo social.

Si tú como lectora te sientes identificada con el tema, reflexiona, no dudes en pedir ayuda, como puedes leer en el blog y en otras entradas dentro de la sección de jóvenes, la red de mujeres es muy importante porque sabemos que es difícil actuar sola y tomar decisiones tan fuertes, precisamente por la presión social. No estás sola, reflexiona sobre el tipo de relación que quieres tener y cuál es la relación que realmente quieres. Recuerda que esas representaciones de chantaje y culpa, son meras representaciones de poder, lo principal es que estés segura y fuerte para decidir que sí aceptas y qué definitivamente no.

Referencias

Castro, R & Casique, I. (2010). Violencia en el noviazgo entre los jóvenes mexicanos. Ciudad de México: UNAM.

Organización Mundial de la Salud. Violencia contra la mujer. Disponible en: http://www.who.int/topics/gender_based_violence/es/

Piedra, N. (2005). Relaciones de poder: leyendo a Foucault desde la perspectiva de género. Disponible en: http://www.redalyc.org/html/153/15310610/

Embarazo adolescente: principales causas

Actualmente, en México, el tema del embarazo adolescente ha estado presente y latente en los últimos tiempos, mismo que se ha convertido en políticas públicas para tratar el tema. Es por ello que en ésta sección se pretende ahondar en los factores y consecuencias de los embarazos adolescentes. Se observará que la falta de educación es el factor más importante y que ha prevalecido a lo largo de los años, sin importar la comparación de estadísticas de fecundidad del siglo pasado con el actual que demuestran una baja en el promedio de hijos y la edad de las mujeres. Por otro lado, se analiza también la presencia cultural y la constante presión social por mantener vivo el valor y existencia de la familia como institución. Asimismo, con base en investigaciones científicas previas de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés), el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), entre otros, podremos concluir que la desigualdad de género y la falta de educación son elementos claves que bloquean la participación de las mujeres en la toma de decisiones de sus derechos sexuales y reproductivos.

¿Qué es el embarazo adolescente?

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), el embarazo adolescente es la condición de maternidad que se produce en edades tempranas. Es aquella gestación prematura que presentan las jóvenes que no han culminado su maduración tanto psicológica como biológica, acentuando así una condición de riesgo no solo por las posibles dificultades durante la gestación y el parto sino porque ello también vulnera su posición en la sociedad. (INEGI, 2017; de OMS).

Se estableció por las Naciones Unidas que los adolescentes son aquellos que se encuentran entre los 10 y 19 años edad (UNICEF, 2011; de la ONU)., por otro lado las Naciones Unidas también han definido como juventud a la población que se encuentra entre los 15 y 24 años de edad, edades asertivas para la presente investigación. Se tomarán en cuenta las edades de la adolescencia, así como las de la juventud que han experimentado la maternidad temprana, con hijos vivos o no. Entendiendo a la juventud como la etapa de la vida en que se alcanza la independencia de la vida adulta.

Principales causas

La maternidad temprana en México obedece a un contexto económico, social y cultural. Catherine Menkes y Leticia Suárez en su obra Sexualidad y embarazo adolescente en México (2003), analizan que mientras se tenga un nivel bajo de escolaridad, es más común que se tenga menor o nulo conocimiento de métodos anticonceptivos, menor planeación de la primera relación sexual y sobre todo una edad más temprana en la iniciación sexual; además de ser más vulnerables a enfermedades de transmisión sexual y al embarazo. Y no sólo eso, el colocarse en una posición de vulnerabilidad sexual, propicia su vulnerabilidad en la relación de pareja, por lo tanto, la existencia de desigualdad de género dentro de la misma es inminente, provocando el desencadenamiento de una serie de desajustes como violencia en el noviazgo y el nulo poder en la toma de decisiones.

La UNESCO (2017) sustenta en Embarazo precoz y no planificado (EPNP) y el sector de la educación que la pobreza, la marginación socioeconómica, la falta de acceso a servicios de calidad sexual y reproductiva; así como los bajos niveles de educación son los principales determinantes de la maternidad temprana. Asimismo, menciona que culturalmente se reconoce que el acceso a los servicios de Salud Sexual y Reproductiva (SSR) está supeditado al estado civil de las mujeres, se cree que las mujeres se abstienen de tener relaciones sexuales hasta el matrimonio, y no se reconoce que un gran porcentaje de mujeres son sexualmente activas antes del matrimonio.

Cultural: unión familiar

La importancia del estado civil y de la conformación de una familia en México y en otros países como Estados Unidos, Canadá y Australia sigue siendo elevada independientemente de la edad de la mujer. Menkes y Suárez (2003), afirman que el embarazo adolescente se encuentra asociado con un proyecto de unión de pareja conyugal o marital que conllevan a los embarazos adolescentes. Explican que a pesar de que un nivel educativo alto disminuya el riesgo de embarazo de mujeres unidas y solteras, el riesgo sigue siendo muy elevado en las adolescentes unidas.

Las autoras mencionan también que a pesar de que en el país se ha incrementado el porcentaje de madres solteras, el embarazo sigue relacionado con el proyecto de unión familiar, debido a que encontraron que el 87% de las mujeres alguna vez embarazadas que entrevistaron, expresaron haber estado embarazadas se encontraban unidas o casadas.

Sin embargo, sigue estando presente la importancia de la unión marital como forma de escapatoria de su condición social. Se ha esperado y pensado desde tiempo atrás que lo mejor que le puede pasar a una mujer es ser madre, entonces la idea de formar una familia prevalece, independientemente de su edad y de sus planes personales. Menkes y Suárez (2003) explican que un porcentaje importante de las mujeres embarazadas a una edad temprana, se relaciona con la valoración de ser madre y esposa, sin perspectivas escolares ni desarrollo personal. Más adelante se ahonda en el tema dentro del apartado de la desigualdad de género.

En la investigación realizada por la UNESCO (2017) se explica que en países desarrollados como Estados Unidos, Australia y Canadá, las adolescentes embarazadas reportaron desear quedar embarazadas y vieron éste hecho como lo mejor que les pudo pasar. En otras regiones del mundo, como en México, el embarazo significa el inicio de la etapa adulta, la adquisición de un estatus social y el posicionamiento dentro de la familia (UNESCO, 2017; de Näslund-Hadley y Binstock, 2010; Presler-Marshall y Jones, 2012).

Educación y condiciones socio económicas

La condición socio económica en la que se encuentren las mujeres influye directamente en su nivel educativo. Mujeres y niñas con un nivel educativo más alto corren menos riesgo de embarazos tempranos que aquellas que no. Menkes y Suárez (2003) evidencian que ser pobre extremo educativo aumenta cuatro veces el riesgo de embarazo con respecto a las no pobres educativas.

La UNESCO (2017) establece que en muchos países, el embarazo precoz se vincula estrechamente al matrimonio infantil. Menciona que el 90% de los nacimientos de madres adolescentes de entre 15 y 19 años ocurren dentro del matrimonio infantil, limitando la continuación de sus estudios, al ser factores condicionantes de abandonar la escuela (UNESCO, 2017 de NFPA, 2013).

En la investigación realizada por el INEGI acerca de las Estadísticas a propósito del día de la madre (2017), se demostró que del 2011 al 2013, la tasa para mujeres sin escolaridad era de 3.30 hijos por mujer, mientras que para aquellas con estudios de preparatoria o superiores, la tasa se redujo a 1.79 hijos por mujer. Se observa entonces que aquellas que logran continuar con sus estudios, pueden no quedar embarazadas, sin embargo, no quedan exentas de los riesgos.

Asimismo, se ha encontrado que las mujeres adolescentes en su primera relación sexual no han utilizado ningún tipo de método anticonceptivo. En la investigación realizada por el INEGI (2017) demostró que la razón principal declarada por las adolescentes fue porque el 32.9% no planeaban tener relaciones sexuales, el 17.9% expresó que quería embarazarse, el 17.4% pensó que no podrían quedar embarazadas, el 17.1% no conocían los métodos, no sabían dónde conseguirlos y tampoco cómo usarlos, el 12.7% restante declaró que existían otras razones.

En lo que a las poblaciones de bajos recursos respecta, el uso nulo de los métodos anticonceptivos se debe a que las mujeres pertenecientes a éstas poblaciones están en una condición de desventaja, ya que nunca han oído hablar de las opciones de los métodos anticonceptivos de emergencia o de planificación familiar, inclusive los proveedores de los métodos de emergencia no los hacen accesibles en éste sector poblacional, manteniendo segregada a la población y reforzando la desigualdad de condiciones. (UNESCO, 2017 de Westley y otros, 2013).

Desigualdad de género

De acuerdo a la UNESCO (2017), la desigualdad de género está relacionada con el embarazo precoz, maternidad temprana o embarazos adolescentes. Explican que la desigualdad de género dentro de una relación y en la sociedad limitan el acceso a los métodos anticonceptivos, ya que existe una dicotomía entre lo que se piensa y lo que se hace. En una relación de desigualdad, las mujeres son consideradas por sus parejas responsables de prevenir un embarazo (UNESCO, 2017; de Bankole y Malarcher, 2010); pero viven y se enfrentan al estigma si usan preservativos u otros métodos anticonceptivos, al evidenciar que son sexualmente activas.  

Dentro de un contexto socio cultural tradicional, se espera que las mujeres den a luz inmediatamente después del matrimonio, y eventualmente volverse a embarazar, tener más hijos y así sucesivamente. Inclusive, es común que los hombres pidan a sus novias que pongan a prueba su fertilidad y amor mediante un embarazo (UNESCO, 2017 de Williamson et al., 2009).  

La desigualdad de género en los matrimonios infantiles es reforzada por la brecha de edad existente entre la niña y su marido. La UNESCO (2017) explica que las niñas casadas, por la edad que tienen, carecen de habilidades y de poder de decisión necesarios para rechazar tener sexo, negociar opciones de planificación familiar y acceder a servicios de salud, dichos factores conducen a embarazos precoces y no deseados (UNESCO, 2017 de UNFPA, 2013). Ésto no significa que no sean capaces de hacerlo, significa que al no haber alcanzado una edad madura física y psicológicamente, es mucho más fácil dejarse llevar por las opiniones del marido o pareja, al ser hombre y ser más grande.

Dicha condición no está supeditada únicamente a los matrimonios infantiles, esa condición de poca capacidad de decisión con respecto a temas tan importantes como establecer o no relaciones sexuales, planificación familiar, y la cantidad de hijos, se ve reflejada también en mujeres jóvenes y adultas. Es entonces que esa condición de vulnerabilidad se desarrolla y alimenta en una relación desigual.

Consecuencias

Una vez analizadas las causas, las consecuencias de una maternidad temprana incluyen menores oportunidades, reducción de la calidad de vida de las adolescentes; abortos inseguros, y muerte materna.

Salud

Menkes y Suárez (2003) explican que el embarazo en edades tempranas representa un riesgo bio-psico-social para la madre y el recién nacido, debido a las condiciones en las que nace, además de representar mayor mortalidad materna. Además de elevarse los riesgos de enfermedad y discapacidad, existen complicaciones al realizar el aborto inseguro, infecciones de transmisión sexual y VIH. Alrededor de 70.000 adolescentes de países en desarrollo mueren anualmente por causas relacionadas al embarazo y el parto.  (UNESCO, 2017).

Otro tipo de daños a la salud de las mujeres, son los daños psicológicos, la UNESCO (2017) menciona que una niña puede experimentar estrés o depresión  si no está psicológicamente preparada para el matrimonio, el sexo o el embarazo. Ésto sucede con mayor frecuencia si la niña, o adolescente ha sido obligada a establecer relaciones sexuales coitales sin su consentimiento. Otra causa de daño psicológico es la participación y opinión de la familia y de la comunidad, si éstas señalan a la mujer o a la niña y la rechazan, las consecuencias pueden ser muy graves; además de la frustración que genera la falta de oportunidades de acceso a servicios de salud reproductiva (UNESCO, 2017 de NFPA, 2013).

Económicas y sociales

En caso de que las niñas y adolescentes decidan continuar con sus estudios y asistir a la escuela embarazadas, en las mismas suelen tomar actitudes conservadoras y discriminarlas al ser visibilizada su actividad sexual. Además de que la actitud puede ser aprendida y reproducida por los compañeros escolares. El estigma y la discriminación son formas de violencia que pueden ser fortalecidas por la desigualdad de género en éste contexto (UNESCO, 2017).

De igual forma, si las mujeres deciden continuar con sus estudios, es muy común que no estén involucradas en su totalidad por las nuevas responsabilidades: son madres y estudiantes al mismo tiempo. A su vez, la calidad del aprendizaje y su experiencia educativa se ven afectadas, su desempeño físico se ve mermado porque pueden sentirse cansadas y con falta de concentración, además de que por razones médicas tienden a faltar en mayor medida (UNESCO, 2017 de Pillow, 2006).

La esfera de la familia y de la comunidad marca a las mujeres jóvenes embarazadas con estigmas sociales, ese rechazo las obliga a abandonar su hogar, y entonces son más propensas a padecer abuso, violencia, y pobreza; debido a que mayores retos se les presentan y no tienen tantas herramientas para enfrentarlos (UNESCO, 2017).

Anexos

A continuación se observan dos tablas creadas por la UNESCO que demuestran las causas y consecuencias económicas, educativas, de salud y sociales a las que se enfrentan las mujeres embarazadas a una edad temprana.

Anexo 1. Causas

UNESCO (2017). Embarazo precoz y no planificado y el sector de la educación: Revisión de la evidencia y recomendaciones. Disponible en: http://unesdoc.unesco.org/images/0025/002515/251509S.pdf

Anexo 2. Consecuencias


UNESCO (2017). Embarazo precoz y no planificado y el sector de la educación: Revisión de la evidencia y recomendaciones. Disponible en: http://unesdoc.unesco.org/images/0025/002515/251509S.pdf

Conclusiones

Finalmente, después de la investigación, se puede afirmar que el acceso a la educación y la independencia económica es un factor determinante en el avance de las mujeres en sus vidas personales. La desigualdad de género las orilla a tomar decisiones basadas en la opinión de la pareja, e inclusive a adjudicarse culpas en donde la responsabilidad debe ser compartida, como es el caso de un embarazo precoz.

Asimismo, como se ha repetido a lo largo de la presente investigación, el tener un hijo o más en embarazos seguidos y como resultado de relaciones sexuales sin su consentimiento, muchas veces no es decisión propia. También se concluye que muchas mujeres optan por formar familias para cambiar su status social.

Además la falta de educación sexual permea al grado de que muchas mujeres no conocen las opciones de planificación familiar existentes, pero también es evidente que aquellas que no se encuentran en un nivel socioeconómico alto no conocen los métodos anticonceptivos y se les es más complicado acceder a ellos, incluso conociéndolos.

La falta de metas y aspiraciones es usualmente influenciada por un nivel socioeconómico bajo, que las orilla a tomar la decisión de formar una familia a una edad temprana. A su vez, el trabajo en el empoderamiento económico de las mujeres es fundamental. Si se trabaja desde su economía, las mujeres tendrán mayores herramientas para decidir sobre su cuerpo y pautas reproductivas (INEGI, 2017), independencia económica, un nivel educativo más alto y se colocarán en igualdad de oportunidades, fortaleciendo la equidad de género, sacándoles de la zona de vulnerabilidad en la que se encuentran. Para lograrlo, es necesaria la participación de Organizaciones Internacionales así como el trabajo federal y estatal para llevar a cabo dichas propuestas.

También se pudo observar que la edad adulta no asegura que no se queden embarazadas sin desearlo. Suárez y Menkes (2003) encontraron que a mayor edad, el riesgo de embarazo es mayor exactamente están 9 veces más expuestas de embarazo las mujeres de 19 años, que aquellas de 15 o 16.

Referencias

Catherine Menkes, C. y Suárez, L. (2003). Sexualidad y embarazo adolescente en México.  Universidad Nacional Autónoma de México/ Instituto Nacional de Salud Pública. Disponible en: http://www.redalyc.org/pdf/112/11203511.pdf

Instituto Nacional de Estadística y Geografía (2017). Estadísticas a propósito del día de la madre: Datos nacionales. Disponible en: http://www.inegi.org.mx/saladeprensa/aproposito/2017/madre2017_Nal.pdf

UNESCO (2017). Embarazo precoz y no planificado y el sector de la educación: Revisión de la evidencia y recomendaciones. Disponible en: http://unesdoc.unesco.org/images/0025/002515/251509S.pdf

¿Qué onda con la planificación familiar?

La planificación familiar es un tema de interés público que, utilizado correctamente y dándole la difusión que merece en el sentido de fortalecer la educación sexual y reproductiva de las y los jóvenes, permitirá un avance no sólo en la agenda pública sino también en las oportunidades personales y profesionales futuras. Es un tema que muchas conocemos porque lo hemos escuchado, pero no estamos seguras de qué se trata e ignoramos son sus beneficios. O simplemente hemos escuchado rumores con respecto a los efectos secundarios y decidimos no indagar más y probarlos. Existen muchos rumores que giran a su alrededor como los efectos secundarios y su funcionalidad. Aquí se pretende aclarar dudas y sobre todo explicar qué es la planificación familiar y su uso.

¿Por qué pensar en la planificación familiar?

La planificación familiar es una herramienta que le brinda autonomía y bienestar a las mujeres, al decidir sobre su cuerpo. Se compone de distintos métodos anticonceptivos para regular la fecundidad de las mujeres y que permite planear el número de embarazos deseados, en qué intervalo de tiempo, o simplemente para no embarazarse y evitar embarazos no deseados. Además de evitar la propagación de enfermedades de transmisión sexual, muerte infantil y materna.

La Organización Mundial de la Salud (2018) especificó que en los países en desarrollo, 214 millones de mujeres desean posponer o detener la procreación, sin embargo no utilizan ningún método anticonceptivo moderno. La OMS explica que las razones son las siguientes:

  • Poca variedad de métodos
  • Acceso limitado a la anticoncepción, particularmente por parte de los jóvenes, los segmentos más pobres de la población o los solteros.
  • Temor a los efectos colaterales, que a veces se han sufrido con anterioridad
  • Oposición por razones culturales o religiosas
  • Servicios de mala calidad
  • Errores de principio de los usuarios y los proveedores
  • Barreras de género.

¿Cuáles son los beneficios de la planificación familiar?

  • Los preservativos ayudan a prevenir enfermedades de transmisión sexual.
  • Los métodos anticonceptivos reducen la necesidad de recurrir al aborto, sobre todo disminuye las tasas de aborto inseguro (OMS, 2018).
  • Refuerza el derecho de las personas a decidir sobre el número hijos que se quiere tener y el tiempo entre cada embarazo.
  • Previene la muerte de madres y niños al evitar los embarazos no deseados.
  • Permite posponer los embarazos en las jóvenes al tener mayor riesgo de muerte por procreación prematura (OMS, 2018).
  • Permite que las personas tomen decisiones bien fundamentadas e informadas con relación a su salud sexual y reproductiva (OMS, 2018):
    • De esta forma, las madres tienen más tiempo para desarrollarse profesionalmente, al tener menos hijos pueden prestarle más atención a cada uno. Incluso es más factible que los que no tienen hermanos, o tienen pocos, terminen la escuela que aquellos que tienen muchos hermanos. Los beneficios son tanto para los hijos como para la madre. Tendrán ambos más oportunidades de crecimiento personal, profesional y económico (OMS, 2018).
  • Permite un desarrollo sostenible.
    • En términos políticos, la planificación familiar aminora el crecimiento poblacional, por lo tanto disminuye los efectos negativos que tiene sobre la economía, el medio ambiente y finalmente sobre los esfuerzos nacionales y regionales sobre el desarrollo (OMS, 2018).

¿Qué tiene que ver la planificación familiar con las enfermedades de transmisión sexual?

Si bien el preservativo es el único que previene el contagio, los demás métodos de planificación familiar permiten que las mujeres infectadas puedan decidir embarazarse o no. De ésta forma evitan que nazcan bebés infectados y reducen la tasa de niños y niñas huérfanos.

¿En dónde puedo tener acceso a los servicios de planificación familiar?

Puedes acudir a Fundación Naiset para que los doctores puedan decirte qué método es el mejor para ti, si vives en otra parte de la República, puedes acudir a centros de salud o con tu ginecólogo o ginecóloga a que te haga un plan y te explique detalladamente cuál sería más efectivo para ti.

¿Cuáles son los métodos anticonceptivos modernos?

De acuerdo a la OMS (2018), los métodos anticonceptivos modernos son los siguientes:

  1. Pastillas hormonales
  • ¿Voy a subir de peso de manera exagerada?
    • En algunas mujeres, las hormonas les provocan hambre, es decisión de ellas comer o no, igualmente después de una valoración médica, el doctor debe decirte cuál es el método mejor para ti de acuerdo a tu perfil clínico. (No es recomendable que te automediques).
    1. Implantes: se colocan debajo de la piel del brazo y contienen progestágeno).
    2. Inyecciones trimestrales de Progestágeno
    3. Inyecciones mensuales o anticonceptivos inyectables de estrógeno y progestágeno  
    4. Parche anticonceptivo combinado o Anillo vaginal anticonceptivo combinado

  • Libera dos hormonas de forma continua, una progestina y un estrógeno, directamente a través de la piel (parche) o mediante el anillo (OMS, 2015).

  1. Dispositivo intrauterino (DIU) (y sus variaciones hormonales)
  2. Condón masculino
  3. Condón femenino
  4. Esterilización masculina (vasectomía): permanente
  5. Esterilización femenina (ligadura de las trompas de falopio; salpingectomía): permanente

De emergencia más no de planificación familiar:

  1. Píldoras anticonceptivas de emergencia o del día después: Puedes tomarlas hasta 5 días después del día que tuviste relaciones sexuales sin protección, sin embargo, mientras más tiempo pase, menos efectivas serán.
  • ¿Pueden dañar mi fertilidad si las tomo frecuentemente?: No, únicamente pierden eficacia porque tu cuerpo se acostumbra.

Conocimiento de los métodos anticonceptivos de las y los jóvenes:

Conocimientos de métodos anticonceptivos:

En la investigación realizada por el INEGI acerca de las Estadísticas a propósito del día de la madre (2017), se encontró que muchas mujeres no utilizan ningún tipo de método anticonceptivo en su primera relación sexual, de aquellas que sí lo hicieron se observó lo siguiente:

  • Conocimiento de algún método de control natal: 98.4%
  • Principales métodos conocidos:
    • Condón masculino: 82.7%
    • Píldora del día siguiente: 74%
    • Implante anticonceptivo: 71.3%
    • Óvulos: 31.8%
    • Pastillas anticonceptivas: 15.9%
    • Parche: 14.4%

Esto nos permite observar que muy pocas jóvenes tienen conocimiento de los métodos anticonceptivos modernos, y que se puede pensar que ven a la píldora del día siguiente como método anticonceptivo de planificación familiar. Lo que nos lleva a pensar en la importancia de una buena educación sexual y reproductiva, si ésta no llega a la escuelas o a su casa, se recomienda que se lea la cartilla de los derechos sexuales y reproductivos de las y los jóvenes, así como investigar de los métodos que existen y luchar contra los estigmas sociales para que sea más sencillo el acercamiento con ginecólogos o clínicas de salud y así poder adquirir información al respecto.

Conclusión

Podemos ver la importancia de una buena educación sexual y reproductiva para que las mujeres puedan tomar decisiones asertivas, informadas y fundamentadas sobre su propio cuerpo. Existen muchos métodos que permiten que se lleve una vida sexual controlada y segura, evitando el contagio de enfermedades de transmisión sexual, embarazos no deseados, incluso también para controlar el tiempo en que se desea tener el siguiente embarazo. La planificación familiar juega un papel estratégico en la vida de las mujeres, de las parejas, así como también a nivel gubernamental para controlar el aumento poblacional y el desarrollo del país.

El ejercicio de llevar una vida con planificación familiar, es el reflejo del goce de los derechos sexuales y reproductivos de los jóvenes. Si observas, cada tema en ésta sección está relacionado con el siguiente o con los anteriores, éste por ejemplo, te lleva a revisar de nuevo la cartilla de los derechos sexuales y reproductivos de los jóvenes, para asegurarte de conocerlos y de vivir de forma segura.

Referencias

Instituto Nacional de Estadística y Geografía (2017). Estadísticas a propósito del día de la madre: Datos nacionales. Disponible en: http://www.inegi.org.mx/saladeprensa/aproposito/2017/madre2017_Nal.pdf

Organización Mundial de la Salud (2018). Planificación familiar. Disponible en: http://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/family-planning-contraception

UNESCO (2017). Embarazo precoz y no planificado y el sector de la educación: Revisión de la evidencia y recomendaciones. Disponible en: http://unesdoc.unesco.org/images/0025/002515/251509S.pdf

¿Cómo puedo prevenir infecciones de transmisión sexual?

Aquí veremos con base en investigaciones científicas previas de ONU SIDA qué son las infecciones de transmisión sexual, cuáles forman parte de éste grupo, cómo prevenirlas y atenderlas. El contagio de ITS es muy frecuente, es por ello que necesitamos tener un cambio de comportamiento referente a la adopción de comportamientos saludables para evitar el contagio de ITS.

¿Qué son?

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) son infecciones que se transmiten por contacto sexual de una persona a otra (sexo oral, relaciones sexuales coitales). Las causas de las ITS son las bacterias, parásitos, hongos y virus (Mediline).

En la literatura encontrarás que se refieren a ellas como enfermedades, sin embargo, su correcto uso es “Infecciones de transmisión sexual”, debido a que muchas de las infecciones son asintomáticas (UNAIDS, 2015).

¿Cómo se contraen?

  • Las ITS se contraen debido a la transmisión de microorganismos de persona a persona por medio del contacto sexual.
  • la sangre, los productos sanguíneos, los órganos o tejidos donados y la transmisión vertical de una madre infectada a su feto o hijo recién nacido. (UNAIDS, 2015)

¿Qué infecciones forman parte del grupo de las ITS?

De acuerdo a UNAIDS (2015), a partir de la década de los 80 el alcance de las infecciones ha aumentado considerablemente, mencionan que más de 30 microorganismos y síndromes se reconocen como pertenecientes a la categoría de las ITS, es por ello que dividen aquellas infecciones “tradicionales”, con las que se han incorporado a éste término.

    • Tradicionales: Sífilis y gonorrea

  • Infecciones incluidas recientemente bajo ese término:

    • VIH, causante del sida
    • Clamidia
    • Virus del papiloma humano (VPH): puede causar cáncer de cuello uterino, de pene o de ano.
    • Herpes genital
    • Chancroide
    • Micoplasmas genitales
    • Hepatitis B
    • Tricomoniasis
    • Infecciones entéricas y enfermedades ectoparasitarias: son aquellas causadas por microorganismos que viven en el exterior del cuerpo del huésped (UNAIDS, 2015). Éstas enfermedades afectan al estómago y a los intestinos, usualmente son contagiadas vía oral al entrar en contacto con las heces de la persona infectada. La práctica de sexo anal, sexo oral y “anilingus” exponen a las personas al contagio de enfermedades entéricas (Boston Public Health Commission, 2017).

¿Cómo identificarlas?

Generalmente los hombres son pacientes sintomáticos, siendo más sencillo identificar que presentan alguna infección, mientras que las mujeres son asintomáticas y se logran identificar hasta que se producen complicaciones. (UNAIDS, 2015). Si se mantienen relaciones sexuales con más de una pareja, es recomendable que se realicen los estudios correspondientes para descartar la presencia de cualquier ITS sobre todo del VIH. El VIH no es identificable a simple vista, es por ello que estudios de sangre serán necesarios para descartar o confirmar la presencia en el cuerpo de la persona.

La presencia de las siguientes manifestaciones locales indican la presencia de alguna ITS:

  • En los genitales femeninos: Aumento del flujo o secreción vaginal (leucorrea), secreción vaginal de color amarillo o amarillo verdoso, o maloliente; picor, dolor o escozor al orinar, úlceras o lesiones de la piel en la vulva (Castilla y León).

  • En los genitales masculinos: Secreción purulenta por el pene, sensación de escozor al orinar, enrojecimiento del glande, picor, aparición de ulceraciones u otras lesiones en el prepucio (Castilla y León).

El caso del VIH/SIDA

ONUSIDA (2015) realizó un glosario con respecto a la terminología mal utilizada que gira alrededor de las ITS. Con respecto al SIDA explican que el uso incorrecto para referirse al virus es:  enfermedad incurable, mortal; enfermedad crónica, tratable deficiencia inmune.

Definición: El sida es una enfermedad causada por el VIH, el virus de la inmunodeficiencia humana. El VIH destruye la capacidad del organismo para combatir la infección y la enfermedad, lo que puede llevar incluso a la muerte. La terapia antirretrovírica hace más lenta la reproducción vírica, y puede mejorar mucho tanto la calidad como la esperanza de vida; no obstante, no elimina la infección por el VIH. El sida puede presentarse o activarse 10 años después de haber adquirido el VIH.

El uso correcto para referirse al sida es su nombre en sí, ONUSIDA (2015) recomiendan que para evitar confusiones se evite el uso de los adjetivos mencionados con anterioridad y solamente referirse a la enfermedad como “síndrome de inmunodeficiencia adquirida” (sida).

Consecuencias

Las infecciones de transmisión sexual si no son atendidas a tiempo pueden provocar esterilidad masculina y femenina, embarazos ectópicos, cáncer cervical, mortalidad prematura, sífilis congénita, pérdidas fetales, nacimientos prematuros, entre otros (ONUSIDA, 2015).

Prevención

La interrupción de la transmisión de infecciones adquiridas por transmisión sexual y la reducción del riesgo de infección por VIH se dividen en prevención primaria y secundaria para evitar secuelas y una propagación mayor.

  • Primaria:

De acuerdo a ONUSIDA, la prevención primaria consiste en impedir la propagación de ITS, misma que puede influir en la disminución de la propagación del VIH, ésto se logra por medio de la promoción de:

  • Un comportamiento sexual más seguro
  • Uso de preservativos en las relaciones sexuales con penetración
  • Educación de salud sexual y reproductiva, sobre todo con respecto a las complicaciones de las ITS

  • Secundaria:

Comprende el suministro de tratamiento y asistencia a personas infectadas y afectadas evitando el agravamiento de las infecciones o su propagación (ONUSIDA).

  • Promoción de asistencia sanitaria
  • Servicios de apoyo y consejos para pacientes con ITS y VIH
  • Servicios de salud accesibles

Atención

En este punto, la atención se centra en que las personas con alguna infección de transmisión sexual se atiendan de inmediato, así como es responsabilidad de los centros de salud públicos y privados brindar la atención necesaria a los pacientes.

Dentro de los servicios de asistencia del sector público se encuentran los consultorios especializados en ITS, departamentos de consulta externa en hospitales, consultorios de salud reproductiva, consultorios de planificación familiar, aquí también existen clínicas de interrupción legal del embarazo en donde pueden realizar dichas pruebas, una vez diagnosticado, se busca el centro de salud que pueda darle seguimiento.

En el sector privado existen consultorios especializados en ITS, departamentos de consulta externa en los hospitales privados, médicos privados que prestan servicios de asistencia sanitaria de distintas especialidades.

Asimismo, existen Organizaciones no Gubernamentales (ONGs) que dan servicios de asistencia sanitaria o canalización de la misma a instituciones en donde puedan ser atendidos.

De acuerdo a ONUSIDA, la atención se basa en:

  • Efectuar un diagnóstico correcto
  • Proporcionar un tratamiento eficaz
  • Reducir o prevenir comportamientos que supongan riesgos
  • Asesorar al paciente sobre observancia el tratamiento
  • Promover el uso y suministro de preservativos
  • Disponer lo necesario para que los compañeros sexuales sean notificados y tratados apropiadamente

Reflexión

Para prevenir las ITS necesitamos llevar como jóvenes sobre todo una vida sexual informada y responsable. En caso de tener una vida sexual activa con diversas parejas sexuales, se recomienda realizarse estudios periódicos para corroborar que no padeces de alguna ITS, en caso de que sí, es importante que avises a tus parejas para que estén informados de que pueden estar contagiadas. Por otro lado, una vida sexual sana de la mano con la planificación familiar, protege a la pareja, y protege a los embarazos no deseados del contagio de las enfermedades al ser la madre portadora, esto reduce entonces muertes prematuras, muertes maternas, complicaciones en el parto y en la vida diaria de la madre, muerte infantil, etc.

Es importante que se haga una reflexión al respecto de las mujeres contagiadas, si a una edad razonable hacemos consciencia de la importancia de cuidarnos y de cuidar a nuestras parejas, podemos reducir un sinfín de problemas que al ser postergados puede ser muy tarde.

Por otro lado, si sospechas que puedes ser portador del VIH, no dudes en acudir a un centro de salud y empezar con el tratamiento lo antes posible, podrás llevar una vida normal y controlada, por favor avisa a tu pareja para que empiece a hacerlo, debemos hacernos responsables y dejar el egoísmo a un lado. Asimismo, si crees que te has contagiado de alguna otra ITS, acude con tu doctor para que te diagnostique lo antes posible y puedas estar en tratamiento, evita que se complique. Cuanto antes lo trates, cuanto antes se soluciona.

  • Acude a una consulta médica, no te automediques.
  • Sé consciente
  • Actúa
  • Protégete
  • Cuídate

REFERENCIAS:

Recomendaciones
  • Recomendaciones generales del cuerpo médico de Naiset
  • ¡Recuerda planificar tu sexualidad!

Planificación familiar:

Además de interrupción del embarazo, tenemos el servicio de planificación familiar.

  • Métodos anticonceptivos:
    • En la actualidad existen distintos métodos anticonceptivos, para saber cuál es el mejor para ti, acude a una valoración médica:

Opciones:

Métodos anticonceptivos Hormonales (inhiben la ovulación):

  • Pastillas
  • Parches
  • Inyecciones
  • DIU Mirena
  • Implante
  • Anillo vaginal

Métodos anticonceptivos de Barrera:

  • Condón femenino y masculino: independientemente de que escojas uno de los métodos anticonceptivos anteriores, recuerda que ninguno de ellos te exime de adquirir Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) más que el condón, es por ello que no dejaremos de recomendar el uso del preservativo como método anticonceptivo. Puede ser que no utilices únicamente el condón, pero no lo descartes, hay que cuidarnos desde todos los frentes.
  • Dispositivo intrauterino (DIU T de cobre, plata, Nulípara, hormonales).
  • Definitivos: vasectomía y ligadura

Recomendaciones generales post procedimiento:

  • No hacer ejercicio
  • No puedes hacer esfuerzo, si el trabajo del abdomen se ve comprometido.
  • No puedes cargar cosas pesadas (a partir de 10kg).
  • No es necesario un reposo absoluto pero es importante cuidarse (reposo relativo).
  • No puedes cargar bebés, cubetas de agua, mochilas pesadas, etc.
  • Obligación más no recomendación: Debes hacerte la prueba de embarazo a los 15 días para corroborar que el procedimiento resultó exitoso.
  • Calendario días fértiles:
    • Para calcular los días fértiles, necesitas tener claro qué son los días fértiles y qué es la ovulación:
      • La ovulación es el desprendimiento del óvulo del ovario y pasa a las trompas de falopio, ese es el día más fértil de una mujer ya que el óvulo está listo para ser fecundado. El proceso de ovulación se da en un promedio de catorce días en mujeres con un ciclo menstrual regular, a partir del primer día de la menstruación.
      • Los días fértiles son los 5 días antes y 5 días después de la ovulación. En una mujer regular se cuentan los 5 días antes del día 14 y 5 días después. Usualmente éste periodo dura 5 días.
  • Aplicaciones de días fértiles.

Actualmente existen muchas aplicaciones que pueden ayudarte a tener un mejor control de tu ciclo menstrual e inclusive pueden ser compañeras de tu método de planificación familiar. Te recomendamos la app: “Clue” disponible para Android (Google Play) y Apple (App Store). Ésta aplicación es dinámica, permite conocerte a partir de la información que ingreses para darte resultados acertados:

  • Debes registrar tu periodo menstrual (desde el primero hasta el último)
  • Agregas síntomas premenstruales y menstruales (cólicos, estado de ánimo, dolor de cabeza, etc).
  • Ingresas los días en los que has tenido relaciones sexuales

A partir de esa información, la aplicación se encarga de enseñarte gráficamente qué días estarás en tus días fértiles, cuál es el día más fértil (ovulación), arroja automáticamente los días de tu siguiente menstruación y si existe la posibilidad de un posible embarazo al no haber un registro de la siguiente menstruación. Mientras más puntual sea la información que ingreses, más asertivos serán los resultados. De esta forma podrás llevar un control estricto de tu ciclo menstrual y podrás tener más herramientas para cuidarte.

  • Dudas:
    • Si te quedaste con dudas por favor escribe en el blog o llámanos a los teléfonos que verás en la parte superior derecha, con mucho gusto te acompañaremos en el proceso y resolveremos tus dudas.

Licencia COFEPRIS número 18-AM-09-015-001 | Especialista: DR. Aldo Hernández González, Número de Cédula de Especialidad: 10128163